Muchos de nosotros hemos visto cómo el mundo ha cambiado en las últimas décadas con el avance de la tecnología. La vida se ha acelerado de forma exponencial y tener en nuestra disposición la información en cualquier momento es fundamental para nuestro día a día. Por eso las empresas de software se han tenido que adaptar a las nuevas necesidades que dicta el mercado y la sociedad, de tal forma, que se desarrolló la tecnología necesaria para ofrecer servicios de sistemas a través de Internet. 

Antes de la computación en la nube, la ejecución confiable de software por las empresas que ofrecían servicios solo era posible si ellas podían también pagar por el mantenimiento de la infraestructura de los servidores necesarios. Además, el software tradicional exigía, por lo general, un equipo completo de profesionales de TI, interno o externo, para lidiar con el inevitable conjunto de errores, desafíos de servicios y upgrades. 

Por lo anterior, la computación en la nube permitió la inclusión de la tecnología en los procesos de las empresas sin importar su tamaño o madurez en el mercado. Gracias a la flexibilidad y fácil adquisición de estos sistemas las empresas han podido adquirir recursos computacionales de calidad con buen mantenimiento, seguros y de fácil acceso bajo demanda. Esto quiere decir que las empresas ahora pagan por un servicio conforme a su uso.

¿Qué es la nube?


La computación en la nube (cloud computing) o simplemente “la nube”,  es una tecnología que permite acceso remoto a softwares, almacenamiento de archivos y procesamiento de datos por medio de Internet, siendo así, una alternativa a la ejecución en una computadora personal o servidor local. En el modelo de nube, no hay necesidad de instalar aplicaciones localmente en computadoras. 

¿Qué ventajas ofrece la nube?

Con el creciente número de dispositivos habilitados para la web que se utilizan en el entorno empresarial actual (teléfonos inteligentes, tablets y electrodomésticos), el acceso a los datos es fácil. Lo cual, permite que las empresas puedan explotar estas ventajas como son:

Reducción de costes

No es necesario realizar grandes inversiones para adquirir infraestructura de TI, comprar licencias de software o construir un equipo  de ingenieros para el soporte. Esto permite que la adquisición sea simple, pues, ahora utilizas los recursos de los proveedores de servicios de computación en la nube. 


Escalabilidad

La nube te permite ampliar o reducir tu operación y tus necesidades de almacenamiento rápidamente para adaptarse a su situación, lo que implica mayor flexibilidad a medida que cambian tus necesidades. Como todo estamos en constante cambio y tener sistemas así permite que puedas adaptarte a tu entorno de forma fácil y rápida.


Movilidad y acceso desde cualquier dispositivo y lugar

La movilidad es una de las características más importantes de este tipo de software porque esto permite una gran ventaja competitiva. Con esto puedes trabajar o atender clientes desde cualquier lugar  sin depender de una oficina física. 


Pago por uso y gasto bajo control

La nube se basa en modelos de pago por uso, es decir, como empresa contratas únicamente los servicios que necesita en cada momento y tienen la posibilidad de ajustar los gastos a sus necesidades reales. De esta forma añades o eliminas servicios en función de lo que requieras.  


Tecnología siempre actualizada

Poder disfrutar siempre de las últimas versiones del software y las más modernas aplicaciones hasta hace poco tiempo era un “lujo” solo al alcance de las grandes compañías. Con la nube, el cliente se asegura una tecnología siempre actualizada y optimizada. Las actualizaciones desde el punto de vista del usuario, se hacen automáticamente y simplemente estarán disponibles la próxima vez que inicie su sesión en la nube.


Seguridad y continuidad en el negocio

Con este entorno de trabajo que ofrece la nube te despreocupas de copias de seguridad, pérdida de información y fallas por actualizaciones. Es importante recordar que detrás de estos servicios hay profesionales en software que se encargan de añadir cifrados seguros y hacen pruebas contra hackers.

Autor
1. OPIT Corporativo, Karla Hinojosa
Compartir
Suscríbete

Recibe más contenidos exclusivos en tu email.

Contenido relacionado