En los últimos años se ha escuchado mucho que las estrategias outbound marketing son obsoletas con el cambio social de los últimos años. Sin embargo, que esto es una idea equivocada y esto solo se confirma teniendo en cuenta que la mayor proporción de clientes potenciales generados (55% frente a 27% por metodologías inbound marketing) y las operaciones realizadas por metodologías outbound siguen siendo cruciales para el éxito de muchas organizaciones, especialmente para aquellas que venden en el segmento del mercado empresarial.


El outbound marketing no es sinónimo de malestar a nuestro público objetivo. Sino que también hay formas más respetuosas de realizar campañas salientes que no irriten. Puede comenzar asegurándose de que se dirige a un segmento relevante.

¿Qué es una metodología outbound marketing?

El outbound marketing es una metodología que combina un conjunto de acciones de marketing que tienen el objetivo de captar consumidores mediante métodos directos y unidireccionales. Es decir, las técnicas que aplican tratan de llamar la atención del cliente sobre un producto o servicio mediante la muestra directa del mismo, ya que el objetivo primordial de este tipo de estrategias es la venta. 

Algunas de las acciones más usuales para esta metodología son:

 Anuncios en prensa, radio y televisión.

 Carteles publicitarios en marquesinas, vallas y otros soportes.

 Stands de venta directa.

 Anuncios online: banners en páginas webs y redes sociales, anuncios de pago en Google Adwords y otras campañas SEM, vídeos publicitarios en plataformas como YouTube o insertados en blogs y webs, etc.

Esta metodología se considera intrusiva porque la empresa debe salir a buscar nuevas oportunidades de ventas a partir de las acciones que se señalan en el párrafo anterior. Esta técnica es muy utilizada en la mayoría de las empresas, pues, no existe un sustituto perfecto de la misma.

Características del outbound marketing

 Esta metodología está centrada en la marca y producto, pues busca mostrar sus características y beneficios. Esto lo hace interrumpiendo al cliente potencial cuando no ha solicitado ninguna información.

 Los medios utilizados son los llamados tradicionales como radio, televisión, prensa, mailing, banners.

 La comunicación es unidireccional, es decir, se envía el mensaje por parte de la empresa pero no se habilitan canales para establecer un intercambio recíproco.

 Llega al gran público indiscriminadamente de forma  impersonal y, por lo tanto, es arriesgada porque no hay una señal de interés a priori en el usuario.

 El presupuesto suele ser alto, ya que necesita contratar espacios publicitarios pagados.

 No permite que el usuario haga una investigación de lo que se le ofrece ni tampoco proporcionarle contenidos de calidad y útiles para solucionar su necesidad. 


 En la mayoría de los casos, es difícil de medir, dado los canales que utiliza.


 Puedes validar más rápido premisas porque tienes un muestreo lo suficientemente grande para validar si tus personas, tu discurso y comunicación están correctos. 


 Actúa como una forma directa de investigación de mercado porque se pone frente a su público objetivo y obtiene su reacción de primera mano. 


 El correo electrónico tiene el ROI más alto de cualquier canal digital para empresas B2B y el embudo de ventas es mucho más corto.


El éxito en las ventas usando la metodología outbound marketing están cuando se enfocan en el óptimo donde la ejecución de su estrategia coincide con las realidades del mercado y el comportamiento de sus clientes ideales. Solo se puede lograr iterando sus mejores prácticas a lo largo del tiempo y adoptando las mejores herramientas de ventas. 


Por lo tanto, podría decirse que el activo más fundamental es el cambio constante, lo que significa que debe estar listo para deshacerse incluso de libros de jugadas y adaptar sus métodos de venta o software cuando surjan nuevas condiciones de mercado.

 

Autor
1. OPIT Corporativo, Karla Hinojosa
Compartir
Suscríbete

Recibe más contenidos exclusivos en tu email.