Al momento de realizar la prospección es importante que tengamos en claro la forma en la que nos comunicaremos ya que esta debe ser muy clara.

Hay que considerar que en la actualidad el uso del correo electrónico para realizar contacto relacionado a ventas es uno de los medios más demandados. Los usuarios de este servicio tenemos como mínimo una cuenta personal y actualmente sin importar cual sea el giro de la empresa en donde laboremos el uso de las cuentas de correo corporativas se ha vuelto un hábito diario; utilizamos este medio principalmente para comunicación interna pero no significa que no atendamos asuntos externos.

Por lo tanto, debemos considerar que para destacar dentro de cientos de mails que probablemente una persona recibe al día debemos poner atención al detalle para ser lo más directos que podamos de manera que lo que deseamos obtener por medio del correo electrónico sea fácil de digerir para nuestro remitente.

Aquí te compartimos algunos puntos a considerar para tu próximo envío:

Asunto

Como bien es sabido el asunto es lo primero que verán nuestros remitentes en su bandeja de entrada; así que trata de poner el punto fuerte del motivo de tu correo sin llegar a parecer spam; las personas son más propensas a abrir un correo cuando notan que esta personalizado o logran ver el nombre de la empresa que le escribe. Ponte en el lugar del remitente a nadie le gusta abrir correos con el asunto “GANASTE UN DESCUENTO”.

Presentación

Inicia con una breve presentación tu nombre, cargo y empresa de donde te comunicas dependiendo el giro y la visión de la empresa podrás manejar este primer contacto de manera un poco más informal (como dirigirse de tu o usted).

Motivo

Después de haberte presentado escribe el por qué de tu contacto; aquí puede haber muchos motivos, pero en cada uno de ellos intenta ser lo más claro y breve que puedas recuerda que ya logramos destacar de cientos de correos en la bandeja de entrada no hagas que esta parte sea la que ahuyente al remitente.

Toca un tema por correo recuerda que debes ser breve la atención que las personas suelen poner a un correo es muy corta.

Algunos de los ejemplos para el motivo de tu correo:

 Hablar de tu producto o servicio

 Solucionar dudas

 Compartir casos de éxito

 Compartir material sobre diferenciadores y precios

Cierre

Recuerda siempre dar un cierre a tu correo; una vez dado el mensaje principal despídete de manera cordial, siempre deja en claro el llamado a la acción y el diálogo abierto a la posibilidad de resolver dudas y la disposición al contacto para cualquier situación o información.

Ten en cuenta que el trato con tus prospectos debe ir siempre en la misma línea para dar uniformidad a la comunicación, antes de enviar cualquier correo cerciórate las veces que sea necesario que no existan faltas de ortografía, que el correo de el o los destinatarios sea el correcto; en caso de que adjuntes material revisa que sea el indicado y que este no exceda el peso que tu servicio de mail soporta.

La práctica hace al maestro así que no tengas miedo a enviar ese primer correo, aplica todos estos consejos y verás la mejora en tus resultados, te deseamos el mejor de los éxitos con cada uno de tus prospectos.

Autor
1. OPIT Corporativo, Karla Hinojosa
Compartir
Suscríbete

Recibe más contenidos exclusivos en tu email.